Hotel La Conchiglia Palinuro Hotel 4 estrellas

  • italiano
  • English
  • español
  • français
  • Deutsch
  • русский
  • 日本語
  • 中文


Palinuro - Best Western Hotel La Conchiglia Palinuro

Llegada Llegada
Salida Salida
Huéspedes por habitación
Adultos Niños Recién nacidos
12 años y menores 3 años y menores
¿Es usted Socio Best Western Rewards?
Introduzca aquí su número de tarjeta

Recorriendo la costa de Cilento, en una sucesión de paredes rocosas que descienden a plomo sobre el mar y las grutas marinas, se llega hasta Palinuro, acomodada entre el verdor de los olivos que cubren las colinas y un mar siempre azul y limpio.
Palinuro surge en el corazón del Parque Nacional del Cilento y Valle De Diano y se presenta como un promontorio de roca caliza que sobresale con respecto al mar Tirreno meridional durante unos 2 km.
Sumergirse en los fondos marinos de Cabo Palinuro es una de las experiencias más emocionantes que se pueden vivir en Cilento: el mar incontaminado encierra, de hecho, un tesoro de fauna y flora inimaginable.
Igualmente fascinante es el espectáculo de la costa, que se vuelve accidentada con la presencia de continuas grutas submarinas, ensenadas y cabos, todos por descubrir.
Son unas 35 aproximadamente las cavernas y las grutas sumergidas: entre las más sugestivas se indican la “Grotta azzurra”, donde una miríada de reflejos juegan con las formas alargadas de las estalactitas, la “Grotta dei Monaci”, la "Grotta del Sangue", que toma su nombre de las sugestivas manchas rojizas de las paredes internas, la "Grotta Viola" y la "Grotta del lago".
Las sugestivas cavernas del Cavo Palinuro, que se reflejan en un mar cristalino, hace unos 130.000 años (era glacial Riss), estaban rodeadas por un paisaje completamente diferente. El mar, retrocediendo un centenar de metros de la actual línea de costa, dejó espacio a espesos bosques manchados con amplios claros, la fauna estaba compuesta de forma predominante por cabras montesas, gamos, ciervos, caballos, osos y leones de las cavernas, mientras que las grutas eran el amparo del Homo erectus. Todo ello documentado por hallazgos fósiles, en especial en la famosa “Cala delle Ossa” se pueden observar, incrustados en la roca y pulidos por el mar, los huesos de un increíble jardín zoológico.
Palinuro forma parte del Municipio de Centola junto con otras aldeas: San Severino di Centola, Foria y San Nicola di Centola.
Debe visitarse, en Centola, el palacio del barón Rinaldi donde, en 1814, residió el rey de Nápoles (cuñado de Napoleón) Joaquín Murat, que estuvo en la zona para inspeccionar los fortines de la costa y potenciarlos contra eventuales ataques de enemigos.
En San Severino, en cambio, sobreviven el burgo medieval y el castillo. Aquí puede visitarse el palacio del barón Lupo, construido a finales del siglo XIII. Durante los sucesivos siglos debió reestructurarse varias veces ya que sufrió incendios y saqueos.
Además, en el territorio comunal se erigen cuatro torres costeras realizadas entre los años 1550 y 1600 en varios puntos de la costa y dos fortines de defensa, que es posible encontrar en la localidad de Cabo Palinuro
¿PALINURO por qué?....
Porque es un centro turístico con dimensión humana, inmerso en el verdor de una naturaleza exuberante y aún incontaminada, envuelta por un clima dulce y chispeante: templado de día y fresco de noche; olivos seculares y majestuosos y una tupida vegetación mediterránea otorgan un marco de colores a la maravillosa costa. Porque la costa es una sucesión de rincones maravillosos, largas playas de arena finísima y sugestivos arrecifes. Altas paredes rocosas se elevan sobre el mar formando espléndidas ensenadas, paradisíacas playas y fascinantes cavernas. Todo ello lamido por un límpido mar del cual traslucen colores intensos, testimonio de una fértil flora submarina. El imponente promontorio además, con el agresivo y salvaje Cabo Palinuro posee un encanto mítico y misterioso que fue teatro de acontecimientos idílicos. Porque en su zona interior, de atmósfera estática que conserva en encanto primitivo y noble desde edades remotas, existen aún bellezas desconocidas, capaces de complacer a los amantes de lo original y de los rincones fuera de lo común. .... Pero Palinuro es también deporte, diversión....y vida nocturna frenética para los amantes del atractivo ‘By Night’